DCC-principios-básicos

Principios básicos

El DCC (Digital Command Control) es un sistema que permite controlar individualmente los componentes de un circuito o maqueta (locomotoras, desvíos, accesorios, etc...) de forma sencilla. Para comprender como funciona elDCC vamos a compararlo con un sistema de alimentación clásica de siempre.

Alimentación clásica

Un transformador que reduce la corriente de la red eléctrica a baja tensión (entre 12 y 24 voltios según sea contínua o alterna) y que regula la tensión está conectado a un circuito de vía en el que todas las locomotoras que estén presentes reciben alimentación y corren dependiendo única y exclusivamente del tipo y modelo de motor. La iluminación de las locomotoras y vagones dependerá de la tensión y potencia que administra el transformador. Para regular el tránsito de trenes se tienen que realizar cortes de vía y mediante aparatos de vía o circuitos eléctricos se paran los trenes delante de los semáforos (también las luces de la locomotora y de los vagones). El sentido de la circulación es igual para todas las locomotoras que hay en la vía (exceptuando el sistema Märklin con conductor central y corriente alterna). Para determinadas instalaciones (bucles de retorno, desvíos para sentidos de marcha distintos) es necesario aislar las vías y realizar complejos esquemas eléctricos para que los trenes puedan circular sin cortocircuitar el transformador (exceptuando el sistema Märklin).

DCC

En un circuito equipado con un sistema DCC , la tensión de la corriente enviada a las vías no varía.

¿Cómo se pueden controlar los diferentes componentes?

Se transmiten a cada equipo una serie de informaciones digitales presentes en la corriente de la vía que son del tipo binario ( 0 y 1). De esta forma la central manda una serie de códigos a través de la alimentación a la vía. Esta se realiza de forma secuencial y se transmite a todos los componentes, tanto los embarcados en los trenes como los estáticos de la vía o accesorios.

¿Cómo se transmiten las informaciones digitales de la vía a los diferentes componentes?

Cada uno de los componentes dispone de un descodificador capaz de realizar las operaciones que han sido mandadas desde el sistema de control. Es decir, descodifica la información recibida, toma la corriente de la vía para realizar la acción mandada y la aplica. En los descodificadores embarcados normalmente se encienden las luces de la locomotora (independientemente del motor), se regula la velocidad del motor de forma individualizada para esa locomotora, se regula el sonido si lo tiene, y todas aquellas funciones auxiliares que contenga la locomotora (campana, humo, etc). Todo ello de forma totalmente independiente para cada una de las locomotoras. En los descodificadores estáticos las funciones suelen ser la conexión / desconexión o conmutación. Para cada dispositivo conectado a ellos se puede regular el funcionamiento haciendo que las salidas del descodificador funcionen de diferente manera dependiendo del dispositivo conectado. Desde la alimentación permanente para las luces de un semáforo o de una casa hasta la desactivación por temporización de los contactos de los desvíos para no quemar las bobinas.

Podemos decir entonces que hay un emisor (la unidad de mando) que transmite la información a los descodificadores que la interpretan.

¿Cómo se controla un componente en particular y no otro?

Cada descodificador dispone de una dirección digital única que permite identificarlo. Esta dirección se puede configurar, así como otros elementos (aceleración y deceleración en el caso de un descodificador de locomotora, impulso o tensión permanente en el caso de un descodificador de desvíos,etc...). Si dos componentes tienen la misma dirección se comportarán de la misma manera con respecto a las órdenes recibidas de la central. Esto ocurre con descodificadores de función embarcados que son solidarios con el descodificador de la locomotora en trenes reversibles. Para evitar incompatibilidades entre las distintas empresas que desarrollaban aparatos digitales, la N.M.R.A. (National Model Rairoad Association) de Norteamérica, normalizó este sistema de control, que se comenzó a llamar DCC (Digital Command Control). Esta normalización garantiza la compatibilidad entre marcas. Se ha hecho de forma dinámica y aún se está implementando, consta de Estándares (norma inamovible) y Recomendaciones (consejos de utilización).

Ejemplo: Puede tener una unidad de mando (emisor) de la marca Lenz y equipar sus locomotoras con descodificadores (receptores) Soundtraxx, Zimo, Viessmann, o Lenz.

El sistema DCC ofrece una gran cantidad de posibilidades que son impensables en un sistema de alimentación clásico.

Para que comience a familiarizarse con los diferentes elementos del sistema DCC se los paso a comentar.

1 - Unidad de control (o de mando)

La unidad de control es el cerebro del sistema DCC. Este sistema controla el conjunto de periféricos conectados (regulador manual, amplificador, descodificadores, retroinformadores, etc).

A veces llamada Unidad central se encarga de codificar las órdenes que han de recibir los diferentes componentes y procesar los datos que llegan de los mismos, todo codificado de una forma establecida en el estándar DCC S-9.1. La forma de comunicación se establece en el estándar DCC S-9.2.

2 - Amplificador o Booster

El amplificador convertirá la información recibida de la unidad de mando en corriente (de potencia) que transmitirá a la vía. El amplificador puede estar agrupado con la unidad de control o mando en una sola caja. La mayoría de los aparatos llevan anejo pero externo un transformador de potencia que reduce la corriente de 220 voltios a 16 voltios en corriente alterna.

3 - Regulador manual

El regulador de un sistema DCC es parecido a un regulador de corriente clásico. Es el interfaz con el usuario final. A partir de este mando (que en algunos sistemas puede estar integrado junto con el amplificador y la unidad de control), puede controlar las locomotoras, desvíos, accesorios. Además puede programar los diferentes accesorios desde el mismo.

4 - Descodificadores

Los descodificadores pueden ser de dos tipos :

  • embarcados
  • estáticos

    Los primeros se instalan en el interior de las locomotoras y vagones, mientras que los segundos se utilizan para controlar los desvíos, semáforos, accesorios, etc...

    Al igual que la unidad de control, el descodificador es un verdadero sistema capaz de interpretar las informaciones enviadas a la vía.

    En el interior del descodificador hay un microcontrolador que es el que procesa la información y reparte la faena entre los distintos amplificadores del mismo (en este caso micro-amplificadores) que harán que funcione el motor, se enciendan las luces o se pongan en marcha las diferentes funciones.