Museo Vasco del Ferrocarril

fotos: 

En Azpeitia, parada intermedia del clausurado Ferrocarril de vía métrica del Urola se encuentra el Museo Vasco del Ferrocarril. Fue creado el 1992, y tras dos años de puesta a punto de las instalaciones (clausuradas definitivamente en 1988) y el material proveniente de diversas procedencias, incluída la vía normal española y los ferrocarriles portugueses. El impulso dado por el historiador Juanjo Olaizola Elordi, quien eferció de director hasta el 2010 y desde 2014 hasta nuestros días pasa por una especial dedicación a la restauración de trenes, instalaciones, trajes, relojes y cualquier otra cosa relacionada con el ferrocarril. También se incluyen tranvías y autobuses, juguetes antiguos, máquinas herramientas, faroles, placas, etc.

En él se encuentran, muy bien cuidados algunos vehículos ferroviarios únicos en su género, especialmente de vía métrica. En esta estación además se encuentran los talleres del ferrocarril del Urola, uno de los primeros ferrocarriles eléctricos de la península. Los talleres están en un estado original envidiable, y totalmente restaurados. Se precia de ser el museo español que más locomotoras de vapor operativas tiene funcionando.


Durante las visitas se puede obtener un gratificante viaje en el tren del Urola histórico, que recorre los 5 kilómetros que separan Azpeitia de Lasao, con una locomotora de vapor y tres coches históricos totalmente renovados. Recordemos que el antiguo ferrocarril del Urola recorria el valle desde Zumárraga a Zumaya en la provincia de Guipúzcoa con una longitud de 34,4 km de largo. Zumaya era puerto de mar y además era una estación de los ferrocarriles Vascongados que unían Bilbao con San Sebastián. Zumárraga es una estación de RENFE (ex-Norte), que antiguamente tenía además conexión con Vergara mediante la vía estrecha del Ferrocarril del Deba.

Enla actualidad la traza del ferrocarril entre Zumárraga y Azpeitia está en perfecto estado y se utiliza como vía verde, aunque una siderúrgica plantada entre Loyola y Azpeitia recortó el trazado operativo del ferrocarril. En la actualidad se está intentando la posibilidad de recuperar el trazado por el interior de la fábrica para alargar más la línea histórica del tren del Urola.