Bandeja de trabajo

Para lidiar con piezas excesivamente pequeñas como son los leds y las plaquitas minúsculas que tienen algunas locomotoras, además de los utensiolios habituales para la operación habitual, hay otro que nos puede salvar la vida en forma de evitar que se nos caigan las cosas de la mesa de trabajo al suelo, y siempre tenerlas a mano.

Yo ya hace tiempo que trabajo teniendo en cajas de las que utilizan los packs de colonia (habituales en las fechas navideñas) y en cada caja va el montaje que estoy haciendo, a veces tengo varias porque el montaje es complicado o porque no tengo esa idea brillante que es necesaria. Normalmente trabajo en la tapa, que con los rebordes de alrededor de 2-3 cms es suficiente para que no se te caiga nada al suelo (excepto imponderables del tipo manos blandas o pinzas mal utilizadas). En la caja guardo todo el material imprescindible del desmontaje del modeo y utilizo la tapa exclusivamente para poner el modelo y trabajar. Cuando termino o lo quiero dejar vuelve todo a la caja y la tapa la cierra.

Pero tenía un problema a la hora de trabajar con cosas determinadamente pequeñas, descodificadores, leds, cables finos, componentes SMD al aire, etc. La solución vino por casualidad. Para guardar todos mis utensilios de soldar, decapante, cinta de desoldar y estaño de varias medidas me hice con una pequeña caja de ferrero rocher y en ella guardé todos los artilugios.

Pero como antes ya comenté, la tapa puede tener un planteamiento de trabajo igual al de la caja (explicado arriba). En la tapa de la caja organizo la soldadura de piezas pequeñas y muy pequeñas. Es fácil, se pone la tapa del revés y sobre la parte interior se pone una cinta de adhesivo de doble cara, plastelina i/o silicona.

Como se puede ver en la foto de debajo, en un montaje de leds de los más pequeños tuve que utilizar la cinta de adhesivo de doble cara para hacer el trabajo. Ésta suelo ser buena para inmovilizar todas aquellas piezas pequeñas planas que se adhieren por simple contacto, como es el caso de los leds.

He puesto un enlace en la foto con tamaño real por si quereis verla más de cerca a tamaño real de la foto (desgraciadamente la cámara no la pude acercar todo lo que quise al montaje porque su macro no me lo permitía). De momento se pueden ver dos piezas grandes pegadas en la cinta de doble cara, pero también se tendría que ver (minúsculo) un led SMD 0402 en el borde de la cinta, en la parte izquierda y arriba. La cinta de doble cara va muy bien para enfilar los dos cables a los bornes de un led al aire, se pega el led en la cinta y se suelda con la precaución necesaria y siempre con la presencia de flux o decapante para que el estaño corra rápido y podamos quitar el soldador lo antes posible para no dañar el componente.

Las ventajas ya están explicadas, pero hay un inconveniente, sólo pueden pegarse componentes planos, y además si abusamos del calor o la presión sobre el componente la cinta se va a quedar adherida al componente y tendremos que rascarla.

Otro sistema tan válido como el primero son la plastelina (suelo utilizar un bloque de la marca Jovi, de color blanco o marrón) que puede servirnos para piezas que tengan bordes o sean muy irregulares. Con sólo presionar la pieza contra el bloque de plastelina se quedará enganchada. El inconveniente que tiene la plastelina es que si tenemos que utilizar mucho calor para soldar se nos puede disolver con el calor y adherirse a la pieza, luego es costoso quitarla, pero no imposible. Otro inconveniente es que no se fija muy bien el bloque de plastelina sobre la tapa o la mesa si éstas no son rugosas.

El tercero de los que he utilizado es el tapón de silicona para los oídos, que va muy bien para soldar piezas irregulares y pequeñas. El incoveniente que tiene que con el tiempo suele rehacer su forma ligeramente, por lo que los montajes sobre éstos han de ser rápidos para que no se nos mueva el material. Se pueden clavar sobre ella los leds y otras piezas y el calor no cambia sus propiedades, por lo que para soldar no es impedimento.

Recapitulando decir que mejor soldar piezas pequeñas sobre soportes grandes, pero la tapa de la caja de plástico nos va a ir genial para tenerlo todo a mano y sin posibilidad de que se nos caiga fuera. Además sus bordes redondeados invitan a las piezas pequeñas a no "esconderse" en los bordes de la caja y caer hacia el centro.


PD. El montaje era de dos leds (rojo-blanco) enfrentados y puestos verticales sobre la placa para intercambiar la bombilla de un "Abuelo" antiguo de Roco.